ADATA

Adata, es una agencia de desarrollo del mundo rural, encargada de canalizar las ayudas que desde la administración y desde Europa se proponen para las comarcas de Alba, Tábara y Aliste.

En principio este colectivo, tiene unos intereses diferentes a los que buscamos en los caminos de Santiago, pero hay algo que tienen en común y es que en las comarcas en las que esta asociación trabaja, discurre alguno de los caminos que siguen los peregrinos hacia Santiago.

En concreto las comarcas de Alba y Aliste, son unas zonas muy degradadas, con una despoblación galopante y una falta de servicios preocupante y representa una de esas zonas en las que se puede demostrar la importancia que tiene el camino para los pueblos por los que discurre.

Ese fue uno de los motivos para implicarnos en esta asociación, de la que en la actualidad soy el secretario de la misma y el objetivo que me he propuesto desde que colaboro en la junta directiva, es desarrollar el trazado del Camino 

Zamorano-Portugués, que discurre por estas dos comarcas y considero que sería un aliciente para que el paso de los peregrinos contribuya al mantenimiento de algunos servicios esenciales.

Cuando tienes una visión muy clara de un proyecto que los demás no lo ven, corres el riesgo de caer en el desánimo y es algo que después de varios años, está comenzando a ocurrir, pero sigo creyendo firmemente que el camino y sobre todo el paso de los peregrinos, pueden contribuir a que esta zona, la más degradada de todo el Estado, pueda contar con esos que yo llamo embajadores, que son los peregrinos, que no solamente hablen de lo que se van encontrando a cada paso que dan, sino que permitan que algunos servicios que corrían el riesgo de desaparecer, puedan seguir manteniéndose. Conseguir este objetivo, representaría un impulso importante para los centenares de pueblos por los que discurre alguno de los caminos y que están siendo cada día más olvidados por la administración, que únicamente se preocupa de aquellos que ya están consolidados y que pueden avalar la mala gestión que hacen sobre el camino, porque las cifras apoyan sus intereses.